top of page

Regresar a las Clases de Taekwondo: Un Retorno a la Esencia

Actualizado: 10 nov 2023

El camino del Taekwondo es más que una serie de clases, exámenes, cintas y técnicas; es una travesía personal que deja una huella profunda en quienes lo transitan.

A veces, la vida nos lleva en direcciones inesperadas y nos aleja de las clases que una vez nutrieron nuestro crecimiento físico, mental y espiritual. Sin embargo, regresar a las clases de Taekwondo después de una pausa puede ser un regreso a la esencia misma de lo que nos hizo enamorarnos de esta disciplina.


1. Reconexión con uno mismo: Regresar a las clases de Taekwondo es una oportunidad para reconectar con tu verdadero yo. A medida que te sumerges nuevamente en las rutinas y técnicas, encuentras una sensación de equilibrio y autoconocimiento que puede haberse perdido en la rutina diaria.


2. Desarrollo físico y mental continuo: El Taekwondo es un arte marcial en constante evolución. Regresar te permite seguir desarrollando tu fuerza, flexibilidad y habilidades mentales. Cada clase es una oportunidad para mejorar, superar límites y alcanzar nuevos niveles de destreza.


3. Comunidad y Apoyo: Las clases de Taekwondo son más que ejercicios; somos una comunidad unida por la pasión compartida. Al regresar, te reintegras a un grupo de amigos que comparten tus objetivos, tus ideologías y valores. Te brindan apoyo incondicional en tu transcurso a lograr tus metas.


4. Superación Personal: Regresar a las clases de Taekwondo implica enfrentarse a desafíos y superar obstáculos. Cada vez que te levantas después de una pausa, fortaleces tu determinación y demuestras tu capacidad para superar cualquier adversidad. Aún cuando alguna vez pensaste que no podías con lo que se avecina, el levantarte y continuar luego de una pausa te aporta a desarrollar valentía.



5. Valores Fundamentales: El Taekwondo no solo enseña técnicas de combate, sino también valores fundamentales como la disciplina, el respeto y la perseverancia. Al regresar, refuerzas y aplicas estos valores en tu vida cotidiana, con tus amigos. Pones en práctica lo que es el espíritu indomable.


6. Bienestar físico y mental: Las clases de Taekwondo no solo benefician tu cuerpo, sino también tu mente y espíritu. Regresar a la práctica es un compromiso con tu bienestar general, promoviendo la salud mental y física. Es un reto contigo, que te ayuda a trabajar con la adversidad. Es aprender a no rendirte porque lo que se avecina es dificil y aprender a terminar lo que comienzas.


6. Compromiso como padre: Las clases de Taekwondo son la base fundamental del desarrollo de la disciplina, de la responsabilidad y del autoestima. Nosotros como padres deseamos ofrecerle a nuestros hijos todas las herramientas necesarias para que puedan desarrollar habilidades que pueden ser hasta dificil de nosotros mismo impartir.


Al final lo que deseamos es que nuestros hijos aprendan a tomar mejores decisiones en el camino de su vida. Y la forma donde se puede fomentar la confianza y la autoestima es apostando a que las herramientas que ha obtenido en casa, en la escuela y en otras actividades como el taekwondo lo ayudarán a enfrentarse a la adversidad de la manera que aprenden a hacerlo.


En resumen, regresar a las clases de Taekwondo no es solo volver a entrenar; es un renacer, una oportunidad para abrazar la evolución continua de uno mismo dentro de una comunidad que comparte la misma pasión.


En cada clase, encuentras no solo la maestría del arte marcial, sino también la maestría de tu propio ser. Es un retorno a la esencia, a la búsqueda constante de la mejor versión de ti.


¡Te esperamos de nuevo en el Dojang! ¡Athletic Taekwondo siempre será tu Escuela! 🥋✨



29 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page